La imagen muestra un fondo azul con un texto centrado en letras blancas que muestra la palabra Conti (2020)

Última modificación: 2024-06-24

Historia de Conti (2020)

Conti es un ransomware avanzado que fue descubierto por primera vez en diciembre de 2019 y posteriormente se hizo notar de manera significativa a lo largo de 2020. Pertenece a una categoría de malware que cifra los archivos de las víctimas y exige un rescate para restaurar el acceso a ellos. Lo que distingue a Conti de otros ransomware es su velocidad de cifrado y su uso de técnicas de doble extorsión, donde además del cifrado, amenaza con filtrar datos sensibles.

Desde su aparición, Conti ha estado asociado con el grupo de ciberdelincuencia conocido como Wizard Spider, el mismo grupo detrás del infame ransomware Ryuk. Esta asociación ha sido clave en su propagación y en las tácticas sofisticadas empleadas.

Efectos del Ransomware Conti

  1. Cifrado de Archivos: Una vez que se ha instalado en un sistema, Conti comienza rápidamente a cifrar archivos, utilizando en muchos casos tecnología multihilo para acelerar este proceso, lo que lo hace mucho más rápido que los ransomware tradicionales.

  2. Ransom Note (Nota de Rescate): Tras el cifrado, Conti coloca una nota de rescate en cada carpeta afectada. En esta nota, los atacantes proporcionan instrucciones sobre cómo realizar el pago del rescate, generalmente en Bitcoin, para obtener una clave de descifrado.

  3. Robo de Datos y Doble Extorsión: Además del cifrado, Conti es conocido por robar datos antes de cifrarlos. Los atacantes amenazan con publicar o vender esta información si no se paga el rescate, aplicando así una segunda capa de presión.

  4. Interrupción de Servicios: Al cifrar archivos esenciales y robar información crítica, Conti puede provocar paradas significativas en las operaciones de las víctimas, incluyendo la inoperatividad de sistemas críticos en empresas, hospitales y otras organizaciones importantes.

  5. Exfiltración de Datos: Con el robo de datos, las organizaciones no solo enfrentan el impacto del cifrado, sino también posibles violaciones de las leyes de protección de datos y la pérdida de confianza de sus clientes y socios.

Métodos de Infección

La distribución de Conti implica una combinación de técnicas de ingeniería social y el aprovechamiento de vulnerabilidades en los sistemas objetivos. Los métodos de infección más comunes incluyen:

  1. Correos Electrónicos de Phishing: Los atacantes envían correos electrónicos que parecen provenir de fuentes confiables pero que contienen enlaces maliciosos o archivos adjuntos infectados. Al abrir estos enlaces o archivos, el malware se descarga e instala en el sistema.

  2. Exploits Kits y Vulnerabilidades: Conti también se propaga aprovechando vulnerabilidades no parcheadas en el software de las víctimas. A través de exploits kits, los atacantes pueden utilizar las debilidades conocidas en aplicaciones y sistemas operativos para ganar acceso y ejecutar el ransomware.

  3. RDP (Remote Desktop Protocol): En muchos casos, los actores de amenaza explotan credenciales débiles, filtradas o robadas para ganar acceso a través de RDP. Una vez dentro de la red, desactivan software de seguridad y propagan el ransomware entre los sistemas conectados.

  4. Movimientos Laterales: Una característica notable de Conti es su capacidad de moverse lateralmente dentro de una red comprometida. Utiliza herramientas legítimas como PsExec para ejecutar comandos remotamente y propagar el malware a otros dispositivos en la red, asegurando un mayor impacto.

Prevención y Mitigación

Para protegerse contra Conti y ransomware similares:

  1. Copias de Seguridad: Realizar periódicamente copias de seguridad de los datos esenciales y almacenarlas en ubicaciones aisladas de la red.

  2. Actualización de Software: Mantener sistemas y aplicaciones actualizados para proteger contra exploits conocidos.

  3. Formación y Concienciación: Capacitar a los empleados sobre los riesgos del phishing y las mejores prácticas de seguridad informática .

  4. Seguridad de Redes: Implementar medidas robustas de seguridad en red, incluyendo firewalls, segmentación de red y sistemas de detección y prevención de intrusiones (IDS/IPS).

  5. Gestión de Accesos y Privilegios: Limitar el uso de RDP y asegurarse de que las credenciales sean fuertes y adecuadamente protegidas.

Conti es un recordatorio escalofriante de la sofisticación del ransomware moderno y la importancia de una postura proactiva en seguridad cibernética para mitigar estos riesgos.




Colaboraciónes de nuestros usuarios

¿Tienes algo que agregar? ¡Déjanos tu colaboración!