La importancia del buyer persona en tu empresa

La importancia del buyer persona en tu empresa

Seguro que has escuchado hablar del buyer persona pero, a lo mejor, aún no tienes mucha idea sobre lo que significa este concepto. Es posible que hayas recurrido a buscar por google para saber a lo que se refiere y has acabado en nuestro blog. Pues estás de enhorabuena, en este artículo, vamos a aclarar todas tus dudas relacionadas con el buyer persona.

En la actualidad, creemos que para una empresa es esencial tener definidos a sus buyer personas. De esta manera, seremos capaces de focalizarnos en todos los detalles necesarios para conseguir el éxito y resolver las necesidades de nuestros clientes. ¡No te hacemos esperar más!

¿Qué es el buyer persona?

Buyer persona es una representación, como su propio nombre indica, de una persona semi-ficticia de nuestro cliente final. Es decir, podríamos decir que el buyer persona es un arquetipo del cliente ideal para el servicio o producto que nuestra empresa ofrece.

Para componer este buyer persona es necesario tener en cuenta los datos sociodemográficos, conductuales (ya sea en el ámbito personal, profesional, online o relacional con nuestro producto o servicio).

¿Por qué decimos que es de vital importancia para nuestra empresa? Pues bien, uno de los pilares del inbound marketing es crear contenido que sea de valor para nuestros usuarios. Nos permite centrar mucho más nuestra estrategia de contenidos tocando sus puntos de dolor, intereses entre otros. Además, podemos encontrar diferentes tipos de buyer persona en nuestra empresa.

Diferencia entre buyer persona y target

A menudo es fácil que estos dos términos, buyer persona y target, se confundan. Pueden parecer conceptos muy parecidos pero realmente tienen bastantes diferencias. Una de las diferencias más evidentes es que target es un concepto más abstracto, es decir, agrupa a un colectivo de personas y no les aporta identidad. Por esta razón, si nos centramos en el target es más difícil hacer contenidos dirigidos a satisfacer las necesidades de nuestro público.

A continuación, te exponemos las diferencias entre los dos conceptos:

  • El target agrupa a una cantidad de personas teniendo en cuenta el sexo, edad, poder adquisitivo, nivel social, etc. En cambio, el buyer persona se centra en definir las necesidades que podría tener nuestro usuario final.
  • El target centra los esfuerzos en un grupo más amplio que se ha definido en base al producto o servicio que la empresa ofrece. El buyer lo que hace es aplicar las necesidades que se han detectado a los diferentes segmentos de ese público, no solo fijándose en la edad, el sexo o el poder adquisitivo sino que va más allá.
  • Si nos centramos en el target podemos llegar a olvidarnos de otros segmentos que son igual de rentables. Con el buyer persona podemos sacar provecho de varios segmentos que comparten la misma necesidad detectadas.

Buyer persona

Como ves, es muy importante definir el buyer persona para nuestra estrategia de contenidos. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Si tienes cualquier duda o consulta, puedes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerramos por

vacaciones

del 10 al 23 de agosto

Contacto para emergencias