¿Qué es el hosting o alojamiento web?

hosting

Primeramente, aclaremos que hosting en español significa alojamiento. Como estamos hablando de alojamiento web, cuando hablamos de hosting nos referimos al lugar (espacio) donde se ubica una página web.

Este lugar del que venimos hablando se le conoce como un servidor web. Es el sitio “físico” donde se guardan los archivos de nuestra página web.

 

¿Para qué sirve?

Un hosting sirve para que un sitio web tenga su propio espacio, de manera que puede ser visible en internet para todos los usuarios que accedan a ella a través del dominio que tenga.

Sin alojamiento web, una página web es tratada como inexistente en la red. Así, cuando lo contratamos, solo hemos de introducir el nombre del dominio en el buscador y seguidamente accederemos al sitio web.

Tipos de hosting

La manera que solemos utilizar para clasificar o diferenciar los tipos de hosting, es según como se organiza el alojamiento web dentro de un servidor web.

Shared hosting

Este suele ser el más básico y barato. Funciona de manera que un mismo servidor comparte varios hostings. Es decir, se comparte un mismo servidor con varios clientes.

Servidor dedicado

Este tipo suele ser el más caro, ya que se contrata para un proyecto específico. Suele usarse para páginas webs que reciben muchas visitas, por lo que necesitan mucha potencia.

Funciona de manera que un hosting tiene asignado un único servidor físico.

Hosting Virtual (VSP)

Este tipo se usa especialmente cuando se busca un alojamiento web más potente que el compartido, pero un poco más económico que un dedicado.

Se contrata un único servidor virtual con unas ciertas características, no físico. Funciona de manera que se divide un servidor en diversas entidades virtuales diferentes. Así, cada cliente tiene su propio espacio y podrá personalizarlo según sus necesidades.

Alojamiento web elástico

Este tipo lo situaríamos entre el compartido y el virtual privado. Esto es porque el elástico es más potente que el compartido y más barato que el VPS.

Cada usuario dispone de un hosting con recursos del servidor físico. La diferencia con el elástico es que aquí se comprimen en un entorno virtualizado independiente (LVE).

Funciona de manera que cada usuario tiene un hosting compartido, pero dispone de sus propios recursos de su LVE, como ocurre con el VPS (pero el primero no es 100% virtual).

Cloud hosting

Es el más potente que podemos encontrar. Es el que se usa para sitios webs que reciben un enorme número de visitas.

La clave de este tipo es que tu sitio web estará alojado en varios servidores interconectados en la nube, no en un solo servidor físico. De manera que si uno fallase, el resto intervendría. El punto fuerte de este tipo es que se adapta al tráfico que recibe una página, aumentando la banda ancha cuando es necesario.

 

¿Cómo contratar un hosting y cuál debo elegir?

Para contratar un hosting es necesario contactar con un proveedor. En SeoXan ofrecemos este servicio para todo tipo de empresas.

A la hora de elegirlo, te aconsejamos que básicamente elijas el que tu página web vaya a necesitar. Así, por ejemplo, si tienes ya una web y crees que vas a empezar a recibir más tráfico, opta por uno intermedio que no te de problemas pero tampoco tengas que gastarte una barbaridad.

 

¿Estás buscando un servicio de alojamiento web? ¡Ponte en contacto con SeoXan!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.