El branding y su importancia para la marca

branding

Cada vez más las empresas deben trabajar para diferenciarse de sus competidores. Cada estrategia y acción de marketing cuenta. Pero para que este trabajo de resultados, se logran con una estrategia coherente de principio a fin. Y te estarás preguntando, ¿cómo se puede conseguir? Pues bien, hay que poner foco en el branding, es decir, en el trabajo de gestión de marca.

En este post, profundizaremos un poco más en qué es el branding y por qué es tan importante para tu estrategia de marca.

¿Qué es el branding?

En muchas ocasiones se habla de branding pero, quizás, no sabes todavía qué es lo que significa exactamente. Cuando hablamos de branding, nos referimos a la forma de gestionar las estrategias de marca de una empresa en específico. En esta gestión de marca se planifica a largo plazo, la creación y gestión de los elementos de la marca para aprovechar la percepción sobre el negocio en la mente de los consumidores.

El objetivo principal es conseguir que todos los usuarios que tengan contacto con la marca (stakeholders) comprendan el posicionamiento de la empresa, aumente su relevancia en el mercado, mejore la visibilidad y genere una buena reputación con la audiencia.

Logrando dicho objetivo, se consigue que el negocio crezca de forma sostenible y duradera.

¿Qué es una marca?

Existe muchísima confusión a lo que es una marca. Por ello, vamos a especificar que no es una marca:

  • No es un logotipo
  • No es un nombre
  • No es una identidad visual

Una marca es mucho más que eso. Es un conjunto de sentimientos y experiencias que los usuarios han tenido a través de la utilización del producto o servicio que ofrece la empresa. Este proceso es algo individual ya que cada persona entiende de forma diferente cada marca. Con lo cual, la perspectiva se creará en base a los contextos sociales, culturales y económicos del individuo.

Es justo por esta razón que la estrategia de branding se vuelve esencial.

¿Por qué es importante el branding?

Actualmente, el mundo está mucho más globalizado y facilita el hecho de que otras empresas puedan competir contigo aun estando a miles de kilómetros. Además, los productos empiezan a ser mucho más similares y es necesario diferenciarse del resto.

Aquí es donde entra en juego el poder del branding, es decir, el poder de la marca como elemento diferenciador. Esta diferencia es una parte intangible de la empresa y le aporta un valor incalculable, dotándola de credibilidad y singularidad. La marca de una empresa es capaz de contar una historia, una experiencia por parte del cliente que le transmite una emoción.

Hasta aquí el artículo sobre la importancia del branding para tu empresa. Esperamos que te haya servido de ayuda y te hayamos aclarado todas tus dudas sobre estrategia de marca. Si tienes cualquier duda o consulta, puedes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte en lo que sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat