A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Otros

La imagen muestra un fondo azul con un texto centrado en letras blancas que muestra la palabra malware

Última modificación: 2024-05-20

Malware (sustantivo, masculino, plural: malwares)

Definición: El término "malware" es una abreviatura del inglés "malicious software", que significa "software malicioso" en español. En el contexto de la seguridad informática , el malware se refiere a cualquier tipo de programa o código informático que está diseñado para dañar, interrumpir, robar información o causar un mal funcionamiento en sistemas, redes o dispositivos.

Características Principales:

  1. Malintencionado: El propósito principal del malware es causar daño o obtener beneficios a expensas de los usuarios afectados.
  2. Encubierto: A menudo, el malware se oculta dentro de otros programas o archivos para engañar a las personas y sistemas de seguridad para que lo instalen o ejecuten sin advertencias.
  3. Diversidad: Existen diferentes tipos de malware, cada uno con funciones y objetivos específicos, como virus, troyanos, gusanos, ransomware, spyware y adware, entre otros.

Tipos Comunes de Malware:

  • Virus: Programas que se adhieren a otros archivos y pueden replicarse para infectar más archivos y sistemas.
  • Troyanos: Programas que se hacen pasar por software legítimo para engañar a los usuarios y tratar de infiltrarse en sus sistemas.
  • Gusanos: Programas que pueden replicarse por sí mismos para propagarse a través de redes y sistemas sin necesidad de un archivo anfitrión.
  • Ransomware: Programas que bloquean o cifran los datos del usuario y exigen un rescate para devolver el acceso.
  • Spyware: Programas diseñados para espiar la actividad del usuario y recolectar información sin su conocimiento.
  • Adware: Programas que muestran anuncios no deseados y pueden recopilar información sobre los hábitos de navegación del usuario.

Impacto del Malware:

  • Robo de Información: Puede robar datos personales, financieros o empresariales sensibles.
  • Pérdida de Datos: Algunos tipos de malware pueden borrar o cifrar archivos importantes, causando la pérdida de datos.
  • Interrupción del Servicio: Puede hacer que los sistemas o redes se vuelvan lentas, no funcionen correctamente o queden completamente inoperativas.
  • Costos Financieros: Puede provocar gastos significativos en términos de reparaciones, recuperaciones de datos y medidas de seguridad adicionales.

Prevención y Protección:

  • Software Antivirus: Utilizar programas antivirus y mantenerlos actualizados para detectar y eliminar malware.
  • Actualizaciones: Mantener el sistema operativo y los programas actualizados para cerrar vulnerabilidades que el malware pueda explotar.
  • Precaución: No descargar ni abrir archivos de fuentes desconocidas o no confiables.
  • Copias de Seguridad: Realizar copias de seguridad regulares de los datos importantes para minimizar el impacto en caso de una infección de malware.

En resumen, el malware es un término general que abarca diversos tipos de software malicioso diseñados para causar daño o robar información. Conocer sus formas y efectos es crucial para proteger tanto la información personal como la integridad de los sistemas informáticos.




Colaboraciónes de nuestros usuarios

¿Tienes algo que agregar? ¡Déjanos tu colaboración!